EL ROL DEL PASAJERO

EL ROL DEL PASAJERO

Una actitud proactiva hacia la seguridad puede ser asumida también por el pasajero de un vehículo. Siempre hay algo que se puede hacer para viajar más seguros como pasajeros.

 

 Lo más importante es utilizar los elementos de seguridad que el vehículo nos brinda, como los cinturones de seguridad y en el caso de las motos, los cascos.

 Además, la responsabilidad como pasajeros consiste en entender que no deben viajar en un vehículo más personas que las autorizadas. Dicha responsabilidad se manifiesta igualmente al no abordar vehículos cuyo conductor da muestras de no estar en condiciones de manejar.

Los mayores deben procurar que los niños viajen seguros como pasajeros, que lo hagan utilizando los diferentes sistemas para retenerlos y que les impidan sentarse en la parte delantera del vehículo o en el regazo de sus padres.

 El pasajero también debe evitar movimientos bruscos o repentinos que puedan distraer al conductor, a quien además, debe advertir si visualiza algún peligro.

 Hay una sola forma de integrar conductas entre los distintos participantes en el tránsito y, en general, en el traslado de personas por vía terrestre. Esta forma integradora pasa por la educación en todos los niveles, reconociendo primero que los siniestros viales son un mal de la vida moderna, pero causados por el ser humano y, por lo tanto, modificables, siempre y cuando se modifiquen también las conductas o se tienda a la educación permanente a todos los niveles para lograr ese objetivo.